La desconfianza del IBEX 35

Después de una ligera subida miércoles coincidiendo con el acuerdo de la OPEP, la Ibex baja un 0,2% en la apertura alineándose con aquellos mercados que examinan con prudencia los principios de una alza de la inflación global. El Nikkei ha subido un 1,12% porque la principal preocupación del Japón es la deflación y todo lo que ayude a subir los precios es bienvenido. La subida del dólar ante el yen, con el cual se intercambia a 111 unidades, también contribuye al mismo final mientras refuerza su capacidad exportadora. Ayudado por estas tendencias favorables, el Nikkei ha logrado un máximo histórico en 18.513,12 puntos.

En el otro extremo se sitúan aquellos países en que preocupa la alza de la rentabilidad de la deuda, como en los EE.UU. y Europa. El rendimiento del bono español a 10 años ha subido al 1,13% y el italiano, que tiene pendiente el referéndum de domingo, al 1,97%. El del bono americano, el treasury, subió 2,39%. Esto significa tipo de interés mayores a largo plazo. Por eso, el Dow Jones subió ayer tan sólo un 0,01%.

El poder de las manufacturas

En una jornada dominada también por la evolución de las manufacturas al mundo, medidas por los PMI, que son el resultado de encuestas realizadas entre gestores de compras de las empresas. En la China, el PMI ha subido 51,7%, pero el Gobierno de Pekín está proponiendo los trabajadores parados de las ciudades que se desplacen en zonas rurales. El Brent ha retrocedido hasta 50,45 dólares después de subir más de un 7% ayer después del acuerdo de la OPEP de reducir la producción. Los 50 dólares parecen ser un punto de equilibrio para el conjunto de los mercados. El euro ha subido a 1,0623 dólares después del fuerte retroceso de la vigilia y hoy en Europa se conocerá la tasa de paro el octubre, junto con los PMI de sus miembros.

En los EE.UU. se darán a conocer las solicitudes de paro, previas al dato principal de viernes sobre la ocupación en noviembre, y jueves Alemania tomará el protagonismo del G-20, el gobierno del cual defiende la mundialización y la estabilidad monetaria. Diciembre será un mes muy potente desde el punto de vista económico. Los futuros del S&P retroceden un 0,14% como muestra de prudencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *