Recomendaciones de almacenamiento para maquinaria eléctrica

Los expertos afirman que las maquinarias eléctricas de inmensos tamaños no pueden ser guardadas en espacios abiertos que no tengan una cobertura, ya que la acción del clima ocasiona daños considerables a los equipos. En caso de que no se pueda evitar esta situación, con referentes como Moverica, se deben acatar algunas medidas para proteger la maquinaria eléctrica.

Es recomendable que se utilicen embalajes que posean lona o que estén formados por un plástico resistente, o guardarlos bajo un tejado o cobertura que evite los daños que ocasionan la lluvia, el polvo, el salitre, el sol o diversos agentes que se encuentran en los ambientes abiertos.

Para almacenamiento por largos períodos

Cuando se debe almacenar una maquinaria por temporadas prolongadas, o antes de que esté en funcionamiento, la máquina puede estar sujeta a factores externos que influyen; como la temperatura, humedad y óxido.

Las partes mecánicas que se encuentran en el exterior de la máquina, como los ejes, y los espacios del interior de la máquina, como la caja de conexión, están expuestos a la acción de agentes externos.

La influencia de tantos agentes externos aumenta de manera alta, el riesgo de que las máquinas fallen antes de estar operando.

Recomendaciones generales

Es recomendable que las máquinas eléctricas que giran, sean almacenadas en un local de dimensiones grandes, cubierto por un techo que lo proteja de la lluvia, posea ventilación, esté totalmente liberado de la humedad y agentes que provoquen corrosiones.

Es preciso que los lugares donde se guarden las máquinas eléctricas no tengan variaciones de temperatura y que el local tenga servicio eléctrico. El espacio que rodee la máquina que se almacena debe ser de tal tamaño que los mecánicos y operadores puedan acceder a ellas para inspeccionarlas y hacer las pruebas periódicas necesarias.

Inspecciones a las máquinas

Para que la maquinaria conserve sus principales cualidades y características, también reforzarlas ante cualquier problema que surja ante su funcionamiento, deben ser inspeccionadas cada cierto tiempo y deben registrarse y archivarse los resultados de las mismas.

La pintura es un factor fundamental que se debe inspeccionar, ya que nos permitirá evitar la corrosión. Esta inspección debe hacerse cada cierto período durante el almacenamiento. Cuando se note algún desperfecto, debe ser reparada de inmediato. No se trata de un factor estético, sino del reforzamiento de las partes externas de la maquinaria eléctrica. La gran mayoría tienen superficies que cumplen funciones mecánicas y se debe aplicar agente anticorrosivo cada período.

Los agentes anticorrosivos deben ser usados antes y después de la instalación de la máquina para evitar cualquier desperfecto en su funcionamiento. Para aplicarla se utiliza un diluyente específico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *