Reducir el déficit ¿desviando fondos?

La patronal Cecot, conjuntamente con otras organizaciones empresariales y CCOO, sospecha que el gobierno español desvió, durante el periodo 2014-2016, más de 1.300 millones de euros procedentes del 0,7% de la base de cotización de las nóminas destinadas a hacer cursos de formación a personas ocupadas y los destinó a ‘reducir el déficit público’. Así lo denuncia la patronal vallesana en un comunicado, donde recuerda que el Tribunal Constitucional ha afirmado, en ‘reiteradas sentencias’, que los recursos procedentes de estas cuotas que se pagan en las nóminas tienen carácter ‘finalista’ y son sujetos a primeros de caja única; por lo tanto, se tienen que destinar exclusivamente a planes de formación para trabajadores ocupados.

La Cecot denuncia estas prácticas desde el ejercicio del 2012. Dice que desde entonces, el gobierno español de Mariano Rajoy no ha destinado todos los recursos de la cuota a formación ocupacional y en varias ocasiones los ha desviado a cubrir prestaciones o bien programas de formación pero de trabajadores parados, lo cual tampoco es procedente porque estos fondos son para los ocupados.

Sospechas desde hace años

Recuerda que en el ejercicio del 2013, de los 1.860 millones de euros que el gobierno español recaudó del 0,7% de las nóminas, 1.059 millones (un 57%) se destinó a otras finalidades, diferentes a las asignadas por la legislación vigente. En aquel momento, marzo del 2016, el Síndico de Agravios derivó la denuncia de la Cecot, que tenía la adhesión de una decena de organizaciones empresariales y de CCOO, a la defensora del pueblo española, porque consideró que era una cuestión de ámbito estatal.

El Ministerio de Ocupación español reconoció a mediados del año pasado esta práctica y explicó que a partir del 2015 se había aplicado una corrección. La Cecot, en base a la documentación requerida, considera que la explicación del ministerio ‘es insuficiente e improcedente’ y por eso insiste a la defensora del pueblo que mantenga la investigación hasta que se averigüe dónde han ido a parar los fondos no ejecutados para cursos de formación ocupacional.

La Cecot y el resto de agentes sociales que se han adherido a la denuncia dicen que los remanentes de crédito destinados a la formación el 2016 son de unos 530 millones de euros, los cuales, añadidos a los remanentes de 2015 y 2014, suma una cifra de más de 1.300 millones de euros de remanente entre el 2014 y el 2016 que no se han ejecutado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *